DIY / Ejemplos prácticos

Reinventa tu árbol de Navidad

Convertir una vieja escalera en un árbol de Navidad.

Ese es nuestro reto hoy. ¿Lo conseguiremos? ¡Pinta bien!

Necesitas

  • · Alp Resistant Colors Esmalte Agua satinado color oro
  • · Alp Blanco Profesional Satinado color verde navideño
  • · Rodillo y brocha
  • · Lija
  • · Un trapito
  • · Papel kraft
  • · Cinta de carrocero
  • · Y una escalera, claro

Protege el suelo, que más vale prevenir que curar, y lo vas a agradecer cuando simplemente tengas que quitar el papel o el plástico y no manchitas de pintura…

Consejillo: aprovecha ahora para examinar bien la pared en busca de pequeñas grietas, agujeros de algún cuadro que estuvo y ya no está… o desperfectos que haya que reparar con un poco de masilla o el producto que corresponda.

Manos a la obra.

Remueve bien la pintura para homogeneizar la mezcla por completo.

Pues a pintar. Pinta primero en pasadas verticales, de arriba a abajo, de arriba a abajo. Empieza por la parte alta de la pared y vete bajando.

Dejamos secar la pintura 24 horas, y mientras tanto vamos a ir preparando y pintando la escalera.

Para pintar la escalera de madera, lo primero que vamos a hacer es lijar bien toda la superficie, eliminando los posibles restos de pintura y barniz y dejando la superficie perfecta para que la pintura quede estupenda.

Procura lijar en la misma dirección de la veta de la madera y así evitarás marcas que se acentuarían con la pintura.

Elimina el polvillo con un trapito ligeramente húmedo. Y a darle a la brocha.

Por todos los recovecos….

Et voilà! Nosotros hemos elegido un tono verde para la pared porque además de ser muy navideño, hay que pensar en el resto del año, y el verde es un color que relaja y calma. ¿Qué te parece? Ya sólo tienes que decorarla navideñosamente: velas, arbolitos, cascabeles… y por supuesto ¡guirnaldas de luces abrazando toda la escalera!

¿Te vas a animar a darle una segunda vida a tu escalera de madera?

¡Feliz Navidad creativa!