Cómo pintar un radiador alegre

Hoy nos proponemos renovar un radiador mondo y lirondo para convertirlo en un elemento decorativo más.

 

Seamos sinceros, a veces tenemos elementos en nuestra casa que no son tan bonitos como nos gustaría, o en los que el tiempo ha dejado huella y ya deslucen el conjunto de la decoración.

Materiales

· Resistant Colors Esmalte Radiadores de Alp

  • · Una brocha grande y otra un poco más pequeña
  • · Cinta de carrocero o washi tape
  • · y  plástico protector

Lo primero, proteger el suelo cubriéndolo con plástico protector fijado con un poco de washi tape o cinta adhesiva. En nuestro caso, como no queríamos pintar el interior del radiador, también lo cubrimos de plástico.

Con esto ya puedes empezar a pintar tu radiador. Brochazo va, brochazo viene… No cargues mucho la brocha de pintura, así evitarás que te caigan goterones y se te queden por ahí despistados. Es mejor utilizar menos pintura y dar varias capas. Este esmalte base agua seca rápido, así que no te preocupes que no te vas a eternizar.

Para las llaves y los detalles más pequeños, nosotros hemos decidido darle un poco más de color con un azul, siguiendo en la gama de las tonalidades suaves y pastel. También puede quedar muy bonito dándole un contraste grande, con un color más fuerte, que resalte.

Para darle el último toque decorativo incorporamos unas líneas horizontales en azul también. Delimitamos con el washi las zonas que queremos pintar, procurando que quede lo más recto posible. Puedes ayudarte con una regla y un lápiz e ir haciendo marquitas que te guíen a lo largo de todo el radiador. Y a pintar con una brocha más estrecha.

Cuando hayas terminado, retira el washi y… ya tienes un nuevo rinconcito en tu hogar dulce hogar! Ha sido fácil, ¿verdad? ¿Te animas?

Producto: Esmalte Radiadores