Cómo pintar / Guía de supervivencia

Cómo pintar una pared con varios colores

Cómo pintar una habitación con varios colores

En este post vamos a ver pequeños consejos para aplicar de manera satisfactoria varios colores en una habitación.

Lo primero que tenemos que hacer, tal y como vimos en anteriores artículos, es comprobar el estado de la pared, y en caso de que sea necesario aplicar masilla en la pared, para cubrir grietas o imperfecciones, una vez seca nos acordamos de lijar para que quede un acabado lo más fino posible.

 

Y posteriormente cubrimos bien las zonas que no queremos pintar con cinta, tal como enchufes, rodapiés, …

Para empezar, lo que vamos a hacer para pintar esta habitación es cubrir y tapar las zonas para proteger las zonas de posibles manchas de pintura. Utilizaremos cinta de carrocero para proteger zonas como enchufes, rodapiés, …Después de cubrir con un plástico las zonas que queremos proteger, tapamos los agujeros y grietas de la pared con una masilla flexible, extendiéndola con una espátula.

 

Tendremos que valorar, que color tenemos de fondo, y con qué colores queremos pintar, ya que al pintar de varios colores, es posible que alguno de los colores que vamos a aplicar, no tenga una cubrición optima ( colores limpios, como rojos, naranjas, amarillos), y en el caso que sea necesario, deberemos fondear de blanco toda la habitación, para garantizar una buena cubrición posterior.

 

Comenzamos a pintar la habitación y a aplicar uno de los colores recortando los ángulos y zonas de unión con una brocha, lo que en esta primera mano, para ahorrar tiempo en vez de pintar un color, esperar a que seque, para encintar la pared y pintar el siguiente, intentaremos recortar a pulso, eso sí, habiendo aplicado primero el color con mayor cubrición, y en segundo lugar el color que menos cubra, por si el recorte a mano no nos sale todo lo bien que querríamos.

 

De esta forma, y sin esperar, tendremos una primera mano con los dos colores.

 

En segunda mano, deberemos aplicar primero uno de los colores, para posteriormente dejar que seque adecuadamente y poder poner cinta entre las paredes de distinto color para que nos salga un recorte perfecto.

Con este pequeño truco podremos ganar prácticamente 6 horas, permitiendo acabar la habitación en un mismo día.