Pintar con protección

Pintar  puede ser divertido y apto para toda la familia, pero deberemos seguir unas pautas de seguridad básicas.

1.- Base Agua / Base Solvente

En primer lugar, deberemos distinguir entre pinturas base agua, y pinturas base solvente, ya que estas últimas desprenden más olor y necesitan de disolventes para su manipulación y limpieza.
Con pinturas base solvente es necesario:

– No oler directamente el interior del envase, ya que su olor es fuerte y emite disolventes.

– En interior es recomendable pintar con una ventilación adecuada para que no se cargue el ambiente.

– Deberemos utilizar protección ya que estas substancias pueden ser abrasivas.

 

Con pinturas base agua, también nos deberemos proteger para el pintado, pero son productos más ecológicos y agradables de aplicar, por lo que su utilización es sobre todo una cuestión de limpieza, no siendo tan perjudiciales para las vías respiratorias y la piel como los productos base solvente.

 

2.- Elementos de protección

Aconsejamos pintar con los siguientes elementos:

– Guantes de látex y/o de vinilo, así evitaremos tener que limpiarnos posteriormente.

– Gafas de protección o gorra con visera. Aunque pintemos con pinturas base agua, que son más respetuosas y menos abrasivas, deberemos proteger nuestros ojos, ya que una gota de pintura puede ser bastante molesta.

  • – Deberemos tener cuidado de no dejar pintura al alcance de los niños, aun siendo pinturas al agua, siguen siendo productos químicos que tienen que estar controlados por la supervisión de un adulto.

Con estos sencillos consejos podremos pintar con total seguridad.