Encuentra tu estilo / Inspírate

Estilo Glam, la esencia del glamur

Se trata esencialmente de un look sofisticado, elegante e incluso un poco extravagante.

 

Ya sea utilizando piezas de alta gama y grandes precios como también objetos simples y asequibles. Todo ello se consigue mediante la mezcla de varios materiales y colores.

Si quieres decorar una estancia que dé sensación de lujo, los tonos metálicos, dorados y platas serán tus mejores aliados junto con los brillos, el cristal, las pieles de animales o las lámparas de araña.

Elementos de distintas épocas, con diferentes acabados y texturas funcionan muy bien en este estilo, siempre y cuando se manejen dentro de una paleta de colores uniforme. En este tipo de decoración los colores intensos y llamativos siempre son bien recibidos. Puedes decantarte hacia los morados, los fucsias, los rojos o incluso los verdes. No se trata de crear estancias cargadas de color ni de contrastes imposibles, pero al estilo glam le van los colores que transmiten positividad y optimismo.

Otro elemento clave es la iluminación; la luz permitirá que los brillos y las texturas aplicadas en el espacio cobren más protagonismo. Las lámparas tienen que destacar por su forma y deben estar estratégicamente emplazadas para generar un punto focal en la estancia creando ese sutil ambiente de lujo intimista. Es importante jugar con los reflejos, por lo que los espejos son un elemento indispensable, pues generan un efecto espectacular que ayuda a multiplicar la luz y los brillos.

En definitiva, si quieres crear un ambiente que represente el estilo glam, no te olvides de incluir espejos, lámparas voluminosas y de aspecto antiguo y colores brillantes y potentes, que representen tu carácter y tu glamurosa forma de ser.