Smiling Young Couple Sitting Back To Back After Moving House

Trucos decorativos para espacios pequeños

La mayoría de los jóvenes independientes (sobre todo en las grandes ciudades) vivimos en apartamentos o pisos de pocos metros cuadrados.

Estudios, en algunos casos, con sólo una habitación que tenemos que adaptar a nuestras necesidades. Pero no por eso, por disponer sólo de 40 o 50 metros cuadrados, tenemos que renunciar a tener un verdadero hogar que nos llene, que de una sensación de amplitud y espaciosidad.

Para lograrlo podemos aplicar algunos trucos sencillos, que sin necesidad de hacer reforma alguna, conseguirán que un apartamento o piso pequeño parezca más grande de lo que es. Y para eso, tomad buena nota, porque jugar con los colores es esencial:

 

1. Tirad siempre de colores claros

El blanco, lo mejor. Da mucha luz y fomenta la sensación de espacio, limpieza y claridad. Otro truco muy bueno es elegir un color concreto para destacar alguna pared de las habitaciones. Por ejemplo, los tonos grises o beige son siempre un buen recurso con los que enfatizar un paño de la vivienda y darle así una mayor profunidad sin que el espacio parezca visualmente reducido. Si sois algo más arriesgados y queréis aportar a la casa un toque vibrate y juvenil, podéis optar por la gama cromática de amarillos y mostazas o algún azul y turquesa. Estos colores son alegres y luminosos.

 

2. Unificad

Cread espacios con varios usos que a la vez parezcan todo uno. Un buen truco para eso, es el de emplear los mismos tonos, colores, y los mismos detalles y materiales en cada espacio de la casa. Les dará uniformidad. Siempre es mucho mejor tener un solo espacio más amplio, que muchos muy pequeños.

 

3. Si podéis, y las puertas os molestan, no lo dudéis

Quitadlas aunque quede sólo el marco. Trucos como este pueden hacer ganar muchísima sensación de amplitud y conexión en un piso pequeño.

 

4. Decoración

Aquí también es conveniente eligir sobre todo tonos claros y superficies y acabados reflectantes. Los muebles con acabado de cristal o de espejo (y los espejos en sí mismos) proyectan la luz. Los muebles multiuso (sofás-cama, por ejemplo), los plegables (mesas, sillas, etc) y los que NO son estáticos y puedes mover (mesas con ruedas, pequeños pufs, etc) son siempre útiles y flexibles para espacios pequeños. Igual que los que se elevan hacia arriba y permiten aprovechar el espacio que queda debajo de ellos. En el diseño, intentad que los muebles que seleccionéis sean de líneas sencillas.

 

5. Luces estudiadas

Mejor que las luces centrales, las de techo (que crean sombras y son poco personales) incorporad alguna lámpara que permita hacer vuestra casa más acogedora. La luz nunca está de más… así que, cuantos más puntos focales, mejor. Por ejemplo, las lámparas de pie que lanzan la luz hacia arriba (luces indirectas) amplían considerablemente la sensación de espacio y altura en la habitación. Y la luz, cuando se proyecta ademas en paredes pintadas con colores claros y vibrantes se intensifica y se proyecta por el resto del espacio. Diferentes puntos de luz + colores claros y neutros = más sensación de espacio

 

6. Dejad las ventanas sin tapar allá dónde se pueda

Entrará todavía más luz. Si no podéis por cuestiones de intimidad, decantaos por persianas y paneles para las ventanas que durante el día se puedan mantener arriba. Evitad las tradicionales cortinas estáticas que os quitarán gran parte de la luz que entra por la ventana.

 

7. Mantened el orden

A veces cuesta, pero hay que intentarlo… y lograrlo. No dudéis en desechar todo lo que de verdad no os haga falta. Seguro que guardáis un montón de objetos, ropa o simplemente trastos que ocupan mucho espacio y a los que ya no dais mucho uso. Desprendeos de ellos. Con el orden también hay que ser especialmente cuidadoso en cocinas y baños, porque suelen ser espacios todavía más pequeños.

Deja un comentario